¿Qué significa ser interiorista?

interiorista

Hoy, de manera excepcional, quiero dejar a un lado los espacios, las técnicas, los detalles, los colores, la iluminación, el mobiliario… para dedicarlo a algo más básico, pero quizá necesario. Y es que, tras muchos años dedicándome a esto de dar forma y vida a espacios, resulta que aún muchos no tienen ni idea de qué es un interiorista. 

Señoras y señores, empezaré diciendo y subrayando que, ser interiorista es algo muy interesante, a la par que gratificante para los que disfrutamos con lo que hacemos. Y lo que hacemos es resolver situaciones, unas veces más y otras veces menos complejas.
Solemos tener cerca al idealista, ese al que algunos conocen como arquitecto. También los que trabajan con cuadros y textiles, conocido como decorador. Y quizá de tan cerca nos confunden. O no nos diferencian.

Intentaré explicar desde este prisma que veo la vida y este apasionante mundo al que me dedico, qué es y qué implica o significa ser interiorista:

Ser interiorista es dedicarte a regalar y a robar. Regalamos ilusión, paciencia, mucho tiempo, formación, regalamos sonrisas, ideas, paciencia… Y robamos espacio donde no lo hay; la inspiración a cualquier detalle o momento.

Ser interiorista implica vivir demostrando que de un esbozo puede salir un sueño. También implica ser veloz, casi nadie es fiel amigo de la espera…
Implica, por supuesto, vivir asumiendo riesgos de manera continua ante clientes que buscan lo diferente sin saber exactamente lo que es.

Ser interiorista es ser juguetón. Trabajamos jugando y burlando formas, dimensiones y egos elevados por tendencias con las que negocian unos pocos.

Ser interiorista es volar para mostrar a otros que no solo pueden, sino que deben volar… Es hacer magia.

También es lucha. Ser interiorista es luchar contra el descrédito y el desconocimiento, una lucha por situarte en el lugar que debes, que no está allá donde el cuelga cuadros y cortinas, el coloca muebles o el aprovechado.

Pero sobre todo, ser interiorista es ser honesto. Es prescribir para resolver problemas, encontrar la mejor solución que podría  tener. Invertir el tiempo y el alma sin nada que ocultar sabiendo que se espera de ti la excelencia y es lo que debes regalar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *