Entradas

rosa cuarzo y azul serenidad

Decorar en verano: colores

Verano es sinónimo de tranquilidad, de paz, de alegría, de disfrute… Y todo ello se debe ver reflejado en nuestra decoración si queremos sacar el máximo partido a nuestro hogar y disfrutar de cada ambiente. Y siempre que llega el buen tiempo, nos sugiere colores divertidos y frescos, además de la necesidad de textiles más ligeros en la decoración, la ganas de incluir plantas y flores que aporten aún más frescura, etc.

Rosa cuarzo y azul serenidad

Si hablamos de colores no podemos obviar los colores del año: el rosa cuarzo y el azul serenidad, un binomio escogido por Pantone como los colores del 2016.
Son una combinación perfecta también en verano, ya que el rosa cuarzo (#F7C2C9) es un color suave, que nos reporta la calma y relajación que necesitamos en vacaciones; y el azul serenidad (#91A8D0) sigue el mismo patrón, lo que nos permite realizar combinaciones muy recomendables para esta época del año en la que el cuerpo nos pide tranquilidad y descanso.

rosa cuarzo y azul serenidad

Buttercup

pero no todo tiene que se ser calma y tranquilidad, el verano también es energía y vitalidad. Así que si quieres dar un toque más atrevido y alegre, una alternativa ideal es el Buttercup (#F4A817).

Se trata de un color entre el amarillo y el naranja que se ha convertido en tendencia en esta temporada capaz de imprimir esa energía característica del verano en cualquier espacio.

decoración buttercamp

Verdes

Como decía al principio, pensar en verano nos trae casi por inercia a la mente frescura. Y ningún color más fresco que el verde. Y ningún elemento que aporte más frescura a un espacio que las plantas naturales.

Puedes decantarte por cualquiera de la infinidad de colores, olores y variedades que el verde nos ofrece. Cuestión de gustos. Aunque si quieres seguir las tendencias, el Green Flash (#79C753), un verde brillante, es el color it de la temporada en decoración.
Puedes integrarlo a través de plantas o con objetos, elementos o papel tapiz en verdes o con estampados sobre la naturaleza.

verdes

 

 

 

dormitorio minimalista

Minimalismo en clave black & white

El término minimalismo, muchas veces mal entendido y mal interpretado, se utiliza para describir una tendencia en el diseño y la arquitectura en la que el sujeto se reduce a los elementos esenciales y necesarios al desnudo. No, no es un fenómeno nuevo, sus orígenes se remontan a la II Guerra Mundial.

Fue el arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe quien adoptó la tan utilizada hoy en día expresión expresión “menos es más” para describir la táctica estética de la organización de los numerosos componentes necesarios de un edificio para crear una impresión de extrema sencillez.

dormitorio minimalista

El minimalismo es uno de esos estilos que siempre son tendencia, que permanecen siempre vigentes y que además no nos casan. Y es que su sencillez y desde su condición, en la que huye de lo recargado y a la vez busca la elegancia, difícilmente nos puede cansar.

lamparas blanco y negro

Los amantes de este estilo decorativo encuentran, además, en la combinación blanco y negro el tándem perfecto para potenciar su estética y resaltar su elegancia. Con la combinación blanco y negro el éxito está asegurado, nunca se falla. Incluso, esta combinación en un ambiente minimalista acepta cualquier tono de la escala de grises, dando así más juego dependiendo de la luz, el tamaño y el espacio que estamos decorando.

cocina minimalista

Y hay algo en lo que el blanco y negro coincide con el minimalista, es una combinación de colores que nunca nos cansa. Y dentro del marco de un espacio con estética minimalista, el blanco y negro ofrece un amplio abanico de posibilidades que encajan a la perfección con casi cualquier espacio o estancia.

Todo en su justa medida, —dicen—. También las dosis de blanco o de negro cuando decoramos un espacio…
Y es que no la misma fórmula funciona para todos los espacios. Quizá, los aspectos más importantes a tener en cuenta son que el blanco nos ayudará a potenciar la luz y ampliar visualmente los espacios; por lo que, especialmente en lugares en los que los metros cuadrados son reducidos, el blanco en grandes cantidades jugará a nuestro favor; por su parte, el negro, será el encargado de imprimir contraste y personalidad, pero no podemos olvidar que su efecto es justo el contrario al blanco, por lo que en estancias pequeñas o en las que contamos con poca iluminación, habrá que dosificarlo mucho.

lámparas

Colores pastel en la decoración

lámparas

Los colores pastel son siempre bienvenidos en la decoración, más que nunca en primavera. Y, esta primavera, en la que Pantone ha declarado dos colores pastel como colores del año, más aún —si cabe—.

Una de las grandes ventajas de los colores y tonos pastel es que son muy fáciles de combinar, porque quedan bien con gamas muy diversas. Y, sobre todo, no se trata de colores reservados para habitaciones infantiles, hace ya tiempo que han empezado a cobrar importancia en todo tipo de espacios y estancias.

Con una bonita gama armónica, el resultado puede ser realmente espectacular…

Los tonos pastel,  si se combinan con blanco, aportan luminosidad a la habitación.

colores pastel y blanco

En los ambientes en los que prefieres crear una atmósfera de vitalidad y de optimismo, mezclar un color pastel alternativo o complementario es una manera ideal de lograrlo.

Y si lo que buscas es crear un ambiente o una atmósfera algo más tranquila, lo lograrás utilizando y combinando unos tonos más fuertes que otros pero con matices del mismo color.

Pero el juego para lograr el ambiente o la decoración no va de utilizar, combinar o mezclar solo los colores adecuados. El mobiliario, los materiales y las texturas juegan un papel fundamental en esto…
Si, por ejemplo, lo que buscas es crear un espacio más actual empleando colores y tonos pastel, una forma de conseguirlo es implementando esos colores y jugando con ellos a través de los muebles, el estilo de los mismos y los materiales.

colores pastel

Y tú, ¿decoras con tonos pastel? ¿Los amas, los odias, ni fu ni fa…? Me quedo a esperar vuestros comentarios, que ya sabéis de sobra que me importan. Y mucho. Así debatimos, comentamos, proponemos, nos inspiramos y, si surgen dudas, trataremos de aclararlas. 😉