cocreación en el interiorismo

Cocreación en el interiorismo. Una herramienta empática.

La cocreación es un tema ahora muy común en el desarrollo de nuevos productos y servicios. Es una estrategia para las empresas que buscan acercarse de primera mano a las necesidades, deseos y la visión de sus clientes. La Cocreación en el interiorismo, puede ser una herramienta fundamental para el desarrollo de proyectos más empáticos y cercanos a las necesidades, deseos y gustos de nuestros clientes. 

Cada día más son las empresas que se vinculan a este tipo de estrategia. La cocreación se basa como su nombre lo dice: En codiseñar, los consumidores y las empresas, nuevos productos y servicios. Una acción que ha traído buenos resultados y que cada día está más en auge.

Cuando como profesional o empresa te abres a la innovación y te dispones a encontrar las mejores soluciones para tus clientes, las posibilidades se multiplican. Cocreando con tus clientes, no solo generas soluciones más adecuadas, pero sobre todo la creación de un vínculo de confianza y conexión con ellos. Por medio del trabajo conjunto se crea una atmósfera ideal para la asimilación y producción de ideas, siendo un empuje creativo muy potente para el diseño de soluciones, reales, empáticas y muy personales.

Pero, ¿Por qué cocrear para el diseño de espacios?

Para un interiorista, es muy importante conocer los intereses y valores de nuestros clientes finales. Para identificar una solución que provea al cliente de una mejor experiencia con el espacio y que sobre todo sea la que necesita. Con ello se determina el universo de acción e innovación para encontrar la propuesta que los enamore.

Cuando un espacio de “cocrea”, existe un entendimiento y conexión del cliente y diseñador en todo el proceso. Vinculando el conocimiento del diseñador (estilos, conocimientos de construcción, viabilidad, materiales, etc.) con los deseos y necesidades reales del cliente. Para ello como profesional es necesario abrirse y escuchar la perspectiva del cliente, sin juicios y sin bloqueos. Confrontarse con las realidades y las emociones del cliente, así como las motivaciones detrás de su comportamiento. Todo ello con el objetivo de diseñar con el usuario para el usuario.

Uno de los ejemplos más comunes de la cocreación en el interiorismo, podemos verla en el diseño de espacios de trabajo. Nace de la necesidad de crear ambientes que refuercen la cultura interna de la compañía y por supuesto, el lugar ideal para trabajar.

Pero la verdad es que: cada compañía, cada cultura y cada empleado tiene diferentes necesidades, energía, gustos y deseos. Donde algunos pueden valorar un espacio más social, otros pueden preferir un espacio apto para la concentración.

Es por ello que la cocreación aquí funge como una herramienta fundamental, dado a que incorpora todas estas variables intangibles, mientras que el diseñador se dedica a canalizar y dar forma, de acuerdo a los objetivos de la compañía, para que el proyecto sea una realidad.

El objetivo que se logra es la creación de espacios de bienestar y productividad de acuerdo a las características y valor
es de la empresa y sobre todo basados en el mayor activo de la compañía, las personas que trabajan en ella.

Uno de los ejemplos más sonados son las oficinas de Google, siendo el parte aguas para toda una generación de espacios de trabajo maravillosos y que han marcado tendencia. Cada día se rompe más la idea de las empresas como lugares grises y cuadrados. Si no más como espacios de creación, inclusión y movimiento.

Cocreación-en-el-interiorismo

Cocreación-en-el-interiorismo-2

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *